Entregan 171 millones de pesos para indígenas afectados por el conflicto en choco

La Unidad para las Víctimas anunció que invertirá 171 millones de pesos, lo que correspondería a 16 toneladas en ayuda humanitaria inmediata, para la población desplazada y confinada desde abril en Juradó, un municipio ubicado en la costa norte del Pacífico colombiano. La entrega se hará tras una solicitud de ayuda de la Gobernación de Chocó.

En la zona, en el norte del departamento de Chocó, más de 1.600 indígenas han sido afectados por enfrentamientos entre grupos armados ilegales. En total 11 comunidades indígenas han sufrido desplazamiento o confinamiento forzado desde la segunda semana de abril.

Delegados de la Unidad para las Víctimas llegaron a Juradó para identificar las necesidades de las comunidades afectadas y coordinar la entrega de ayuda humanitaria, según informó la entidad en un comunicado.

La Unidad anunció que entregará kits de alimentos y aseo, así como colchonetas, sábanas, toldillos, toallas, implementos de cocina, vajilla, entre otros implementos, para las familias desplazadas y confinadas.

Entidades de cooperación internacional también anunciaron que entregarán diferentes tipos de ayuda para continuar las jornadas escolares mientras persista la emergencia humanitaria, además de brindar atención en salud y adecuar espacios de albergue temporal. Se espera que las ayudas lleguen al departamento el martes de la próxima semana.

Además, se busca programar una intervención de descontaminación en territorios en los que grupos podrían haber instalado minas antipersonal.

El 16 de abril, la Oficina de Coordinación de Asuntos Humanitarios de Naciones Unidas, OCHA, lanzó una alerta por el confinamiento de 2.778 personas en el municipio de Bojayá, también en el Chocó, por enfrentamientos entre la guerrilla del Ejército de Liberación Nacional, Eln, y el Clan del Golfo, la mayor banda narcotraficante de origen paramilitar.

Desde la Defensoría del Pueblo, el 24 de abril se prendieron las alarmas por las casi 9.000 personas pertenecientes a 40 comunidades negras que se encuentran confinadas en todo el territorio chocoano. Los municipios más afectados son Bahía Solano, Juradó, Carmen de Darién, Bojayá y Riosucio. Según cifras de la Defensoría, la población más afectada es Bojayá, pues allí hay 6.519 personas, de 28 comunidades, confinadas.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *