“ELN borra con el codo lo que hizo con la mano”: Mininterior

 

Guillermo Rivera, jefe de la cartera, repudió el ataque de la guerrilla del ELN en Norte de Santander, que este martes dejó cinco soldados muertos.

 

El gobierno afirmó este martes que el nuevo ataque del ELN, que dejó cinco militares muertos y 10 heridos en Norte de Santander, impide el reinicio de los diálogos de paz con esta guerrilla en Quito. “El Gobierno no puede tolerar actos de buena y mala voluntad al mismo tiempo. Este tipo de actuaciones ambiguas hacen acabar con la esperanza de los colombianos y nos dejan sin margen de maniobras para reanudar los diálogos”, expresó el ministro del Interior, Guillermo Rivera.

 

Al menos cinco militares murieron y diez resultaron heridos el día de ayer en una emboscada con explosivos contra una caravana del Ejército colombiano en una zona rural de Cúcuta, Norte de Santander, fronteriza con Venezuela.

 

Dicho ataque fue perpetrado contra militares pertenecientes a la Fuerza de Tarea Vulcano que se desplazaban en camiones esta madrugada por el sector

 

El ataque fue perpetrado contra militares de la Fuerza de Tarea Vulcano que se desplazaban en camiones en la madrugada de ayer por el sector de Palmarito, en la carretera entre Cúcuta y la localidad de Tibú, según dijo el Ejército. Al respecto, Rivera comentó que “el ELN borra con el codo lo que hizo con la mano”.

 

Además añadió que esa guerrilla “sigue siendo incoherente”, ya que esta semana anunció un alto unilateral del fuego, que irá entre el 9 y el 13 de marzo, a propósito de las próximas elecciones legislativas, pero “horas más tarde ataca de manera inmisericorde”. Este lunes, el ELN había dicho que la tregua con motivos de las votaciones del 11 de marzo era una “muestra de respeto” con los ciudadanos que acudirán a las urnas para elegir a senadores y representantes a la Cámara.

 

El ministro reiteró que el Gobierno nacional ha dicho que “mientras el ELN siga siendo incoherente no habrá condiciones para dialogar. Por lo tanto, el balón de la paz está en manos del ELN”.

 

Como antecedentes del último y activo proceso de paz con la guerrilla del ELN, en febrero de 2016 se inició una negociación de paz con el Gobierno Nacional en Quito, pero los diálogos fueron suspendidos el pasado 10 de enero tras la ola de ataques terroristas contra la Policía y la infraestructura de carreteras y petrolera del país.

 

“Los gestos de paz deben ir en una sola dirección y el tiempo se le está acabando al ELN, que está perdiendo una oportunidad maravillosa de lograr la paz”, puntualizó Guillermo Rivera.

 

Los heridos del ataque de este martes fueron trasladados al Hospital Universitario Erasmo Meoz de Cúcuta, donde se esperan noticias de su evolución.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *