El rascacielos BD Bacatá está a punto de quedarse sin nombre

La empresa que está a cargo del proyecto, tienen una deuda a proveedores, en donde se estima que sea un valor de $4.000 millones, todo por concepto de declarase insolvente.

 

 

La demora de la entrega de las obras ha generado un grande rumor, en donde se dice que la empresa está en punto de quiebre.

 

 

En la Superintendencia de Industria y Comercio (SIC), la empresa BD les debe a sus proveedores una cifra aproximada de $4.000 millones.

 

 

El litigante de la firma Muñoz Abogados, Juan Camilo Osorio Gaviria, es el representante de tres de ellos: Obiprosa, Attmósferas y Panel Rock, radicaron una demanda en contra de los responsables del proyecto, con el fin de exigir el pago de $750 millones, por motivo de prestación de servicios.

 

 

Esta demanda no fue absuelta, por el contrario la situación empeoró y los deudores fueron insolventes, ya que no tenían fondos en ninguna de sus cuentas.

 

 

Según Osorio, “parecía que las empresas se iban a quedar sin recursos para exigirle a BD Promotores el cumplimiento de sus obligaciones. No obstante, la ley 1564 de 2002 abrió el margen en la legislación colombiana para embargar bienes innominados, es decir, los intangibles, en este caso, la marca BD Bacatá Downtown”.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *