El papa Francisco en contra de la pena de muerte

El pontífice declaro “Inadmisible” y se compromete a luchar por la abolición de ella en todo el mundo

“La Iglesia enseña, a la luz del Evangelio, que la pena de muerte es inadmisible, porque atenta contra la inviolabilidad y la dignidad de la persona, y se compromete con determinación a su abolición en todo el mundo”, dispuso el Papa en una audiencia concedida al prefecto de la Congregación para la Doctrina de la Fe.

El papa Francisco dio un paso muy importante la para la iglesia católica y ha establecido al modificar en el catecismo de la iglesia “inadmisible” la pena de muerte esto llega después de varias luchas con los pontífices contra la pena capital, iniciando con pablo VI, a mitad del siglo XX.  Pesar de todos los esfuerzos de Juan Pablo II, ya que la considero una ofensa a la vida, decidió hacer un llamado en 1999, a estados unidos para su abolición, país donde aún es vigente.

“La Iglesia enseña, a la luz del Evangelio, que la pena de muerte es inadmisible, porque atenta contra la inviolabilidad y la dignidad de la persona.”

Un artículo del catecismo afirma que “hoy está cada vez más viva la conciencia de que la dignidad de la persona no se pierde ni siquiera después de haber cometido crímenes muy graves”.

“Además se han implementado sistemas de detención más eficaces, que garantizan la necesaria defensa de los ciudadanos, pero que, al mismo tiempo, no le quitan al reo la posibilidad de redimirse”, subraya.

Esta modificación será explicada a través de una carta a todos los obispos, escrita por el prefecto de la congregación para la Doctrina de la Fe, el cardenal español, Luis F. Ladaria.

Datos de la organización humanitaria Amnistía Internacional, el 2017 registro 993 ejecuciones en 23 países, reduciendo el porcentaje a un cuatro por ciento respecto al año 2016. La mayoría de las ejecuciones se presentaron en China, irán, Arabia Saudí, Irak, Pakistán.  Al Finalizar el 2017, 142 países habían abolido por ley o en la practica la pena capital.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *