El ICBF registró 5 mil casos de trabajo infantil en tan solo 3 meses

El Instituto Colombiano de Bienestar Familiar, ICBF, dio a conocer las cifras del panorama del trabajo infantil en Colombia, en donde se indicó que desde marzo se identificaron y atendieron más de 5 mil casos que involucran a niños y adolescentes como víctimas del trabajo infantil en Colombia.

Karen Abudinen, directora general del Instituto Colombiano de Bienestar familiar, explicó que se identificaron en tan solo un lapso de 3 meses alrededor de 5 mil casos en donde se ven incluidos a los niños y adolescentes colombianos que son obligados a realizar trabajos.

Se señaló que tan solo 3730 de esos niños quisieron recibir la oferta social del estado en donde se les brinda salud, apoyo a las familias y regreso de los menores a las instituciones educativas.

Indicó que “No queremos a los niños trabajando, los queremos estudiando, los queremos soñando, los queremos jugando. Los queremos en los colegios preparándose para la vida y para alcanzar sus sueños. El niño tiene que ser niño, por eso resulta fundamental concientizar a los padres y cuidadores de no darles responsabilidades que solo les compete a los adultos, y de que lo fundamental es que asistan a sus colegios y se preparen para la vida”

Según este informe, Bogotá es la ciudad en la que se presentan más casos de trabajo infantil con 1.421 casos. En segundo lugar se encuentra el departamento de Atlántico (387), después Valle del Cauca (337), Norte de Santander (301), Antioquia (247) y Córdoba (214).

Así mismo se informó que dentro de estos 5 mil menores, hay 345 casos de menores venezolanos que se encuentran trabajando, sobretodo en el departamento de Norte de Santander.

Con respecto a las sanciones se indicó que “Hay diferentes sanciones, lo primero que hay que decir es que las sanciones para el que emplea un niño, tiene una sanción hasta 5.000 salarios mínimos, pero el padre también tiene una amonestación por parte del ICBF, donde tiene que venir a hacer un curso de buenas prácticas de crianza”.

Fuentes: El Espectador

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *