El gobierno español transfiere a dos prisioneros de ETA al País Vasco

Los críticos dicen que la movida está ligada al apoyo de los nacionalistas vascos al voto de desconfianza que puso a Pedro Sánchez en el poder.

El gobierno español ha comenzado a flexibilizar la política de dispersión aplicada desde hace tiempo al grupo terrorista vasco ETA, ahora disuelto. La administración socialista (PSOE) de Pedro Sánchez ha decidido transferir a dos ex miembros de ETA, Olga Sanz Martín y su compañero Javier Moreno Ramajo, de su actual prisión de Villabona, en Asturias, a Basauri en el País Vasco. Ambos están cumpliendo sentencias por intentar asesinar a Juan María Atutxa, ex jefe de asuntos internos del Gobierno Vasco, y Carlos Iturgaiz, ex presidente del Partido Popular (PP) en el País Vasco.

El gobierno de Pedro Sánchez también anunció que más convictos de ETA serán llevados a las cárceles más cerca de casa antes de que termine el verano. La decisión no fue bien recibida por el PP o por la asociación de víctimas Covite. “Los traslados fueron puestos en la agenda del Partido Socialista después de que los nacionalistas [vascos] apoyaran la moción de desconfianza, y esto genera desconfianza”, dijo Amaya Fernández, secretaria general del PP en la provincia vasca de Bizkaia, aludiendo al no- voto de confianza que derrocó al PP del gobierno central y lo reemplazó con una administración del PSOE a principios de junio. El delegado del gobierno en la región vasca, Jesús Loza, dijo que las autoridades simplemente están cumpliendo la ley, sin otorgar ningún beneficio especial. Loza señaló que la legislación existente permite transferencias si los reclusos cumplen ciertas condiciones: cortar sus vínculos con ETA, disculparse con sus víctimas, aceptar cooperar con crímenes no resueltos y haber cumplido dos tercios de su condena.

ETA finalizó su actividad armada en 2011 y anunció su disolución completa en mayo de este año, poniendo fin a una campaña de 59 años por la independencia de Euskadi que mató a más de 800 personas y dejó miles de heridos. ETA también estuvo detrás de secuestros, actos de sabotaje, amenazas y extorsión.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *