El Fondo Monetario Internacional afirmó que la inflación en Venezuela continuará aumentando drasticamente

El Fondo Monetario Internacional (FMI) dijo que la inflación en la crisis de Venezuela podría superar un millón de millones al final del año a medida que la turbulencia económica del país se profundice.

Un millón de por ciento de inflación significaría un aumento vertiginoso de los costos de los bienes necesarios en un momento en que las personas en el país carecen de la atención más básica a medida que la economía socialista del país colapsa.

Según Expatistan, el precio de una comida combinada en un restaurante de comida rápida en Caracas es de $ 3.51. Si una comida rápida experimentara la inflación proyectada, dispararía su costo a $ 35,100.

¿Cómo se vería si este nivel de inflación llegara a EE. UU.?

En los EE. UU., El costo promedio de una comida rápida es de $ 7; con un millón de por ciento de inflación esto se dispararía a $ 70,000.

Una docena de huevos de Amazon Fresh entregados en una dirección de Nueva York se pueden comprar por alrededor de $ 2,99; pero ese precio se dispararía a $ 29,000 si el mismo nivel de inflación que el FMI proyecta para Venezuela fuera a golpear a los EE. UU.

En Estados Unidos, los consumidores se han estado quejando de los altos precios del gas. El miércoles, el promedio nacional para los precios del gas fue de $ 2.846 por galón. Con un millón de por ciento de inflación, el precio se dispararía a $ 28,460 por galón, lo que hace que llenar un tanque de gasolina sea muy caro.

La turbulencia económica de Venezuela se compara con la de Alemania después de la Primera Guerra Mundial y la de Zimbabwe a comienzos de la última década, dijo Alejandro Werner, jefe del departamento del Hemisferio Occidental del FMI.

“El colapso de la actividad económica, la hiperinflación y el deterioro cada vez mayor … llevarán a una intensificación de los efectos colaterales en los países vecinos”, escribió Werner en una publicación de blog.

El FMI estima que la economía de Venezuela podría contraerse un 18 por ciento este año, frente a la caída del 15 por ciento que pronosticó en abril. Este será el tercer año consecutivo de caída de dos dígitos, dijo el FMI.

Werner dijo que las proyecciones se basan en los cálculos preparados por el personal del FMI, pero advirtió que tienen un grado de incertidumbre mayor que en otros países.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *