El ELN en Cáceres escondía a sus cabecillas en un Bunker subterraneo

En medio de un operativo realizado por el ejército en el Bajo cauca Antioqueño, con el objetivo de perseguir a los guerrilleros pertenecientes al ELN en esta zona colombiana, se logró encontrar caletas, depósitos, campamentos y por primera vez encuentran la presencia de un Bunker subterraneo en donde se presume se escondían los cabecillas en medio de enfrentamientos y operativos.

El grupo insurgente en esta zona, al parecer escondía a sus cabecillas para protegerlos ante operaciones militares y bombardeos de la Fuerza Aérea.

El coronel José Manuel Gómez Valenzuela, comandante del Comando de Estabilización y Consolidación Aquiles indicó que “Luego de la inspección del lugar, las tropas pudieron determinar, con ayuda de personal de ingenieros militares, que el búnker tenía una profundidad cerca a los tres metros, sus paredes tenían 70 centímetros de espesor”

Agregando sobre los detalles de este espacio encontrado que: la “longitud –del búnker– era de 13 metros de largo por cinco de ancho. En su interior estaban construidas tres habitaciones, un baño y una cocina. Así mismo contaba con servicio eléctrico y extractores de aire que eran alimentados por una red construida de manera primitiva bajo tierra desde una vivienda cercana que estaba abandonada”.

Este hallazgo se dio gracias a las labores de inteligencia realizadas por las tropas del Comando Operativo de Estabilización y Consolidación Aquiles que se realizó en la zona selvática de la vereda Alto San Juan del municipio de Cáceres.

La información suministrada por la Séptima División del Ejército indica que esta estructura bajo tierra habría sido construida para ocultar a alias Mocho Tierra, uno de los principales cabecillas (encargado de la subregión nordeste), del frente de guerra Darío de Jesús Ramírez Castro del Eln.

Fuentes: El Colombiano

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *