EE.UU. le quitó a Luis Bedoya US$2,7 millones de sobornos

 

La cuenta bancaria suiza de Luis Bedoya, el expresidente de la Federación Colombiana de Fútbol y exvicepresidente de la Conmebol, se quedó casi en ceros. Allí estaba escondido el dinero –o al menos una buena parte– que el propio Bedoya admitió haber recibido como sobornos, a cambio de favorecer a empresas privadas que buscaban conseguir derechos de transmisión o de mercadeo de partidos de la Conmebol. Entre esas, las argentinas Full Play y Torneos y Competencias (TyC) y la brasilera The Traffic Group.

Bedoya fue un engranaje más del entramado de corrupción que se conoció como FIFAGate, un escándalo que se destapó el 27 de mayo de 2015, cuando Estados Unidos y Suiza capturaron en conjunto a 14 altos ejecutivos de la Fifa en Zurich. Bedoya no figuraba entre ellos, pero su nombre cayó bajo sospecha casi de inmediato. Cinco días después de las detenciones en Suiza, Bedoya salió en rueda de prensa a asegurar que todo lo negociaba “por encima de la mesa” y que allí estaba, dando la cara.

Pero, en noviembre de ese mismo año y para sorpresa de muchos, llegó a Nueva York a negociar con la justicia estadounidense, la cual, en diciembre 3, le notificó al mundo que había capturado a otros 16 ejecutivos del mundo del fútbol. En ese listado sí aparecía Luis Bedoya, quien para ese momento ya se había declarado culpable de los dos cargos imputados: conspiración para crear una asociación delictiva y conspiración para cometer fraude. Bedoya, además, aceptó volverse informante del FBI.

Desde que se supo de su rol en el FIFAGate, se conoció también que Bedoya tenía una cuenta secreta en Suiza, a través de la cual se triangularon pagos para él y para cómplices suyos. Documentos de la Corte del Distrito Este de Nueva York revelan cuánto dinero había en su cuenta del Banco Hapoalim, plata que entregó Bedoya a la justicia estadounidense como parte de su negociación: US$2,7 millones. Una comunicación recientemente enviada por la Fiscalía estadounidense a la Corte de Nueva York muestra que queda pendiente por pagar US$22.000.

La fecha límite para que Bedoya le dé a Estados Unidos la suma adeudada es el mismo día en que está programada la lectura de la sentencia contra el exdirigente de fútbol, el 7 de abril de 2020. Hasta la fecha, conocer el fallo contra Bedoya ha parecido una tarea imposible, pues ya son nueve las veces en que se ha decidido postergar la diligencia. La mayoría de veces fue decisión de la jueza Pamela Chen, quien recibió el proceso en agosto de 2016 de manos de su colega Raymond Dearie.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *