Detienen en Estados Unidos a expresidente peruano Alejandro Toledo

El expresidente peruano Alejandro Toledo, a quien Lima busca extraditar de Estados Unidos por un presunto soborno de la brasileña Odebrecht, fue detenido la noche del domingo por embriagarse en un restaurante en California, informó este lunes la policía local.

Toledo, de 73 años, fue arrestado a las 10:30 de la noche del domingo luego de que la policía recibió un reporte de que había un hombre ebrio en un restaurante cerca de Palo Alto, confirmó a la AFP la portavoz del comisario del condado de San Mateo, detective Rosemerry Blankswade.

El exmandatario fue ingresado a la cárcel del condado de San Mateo y liberado a las a las 9:00 de este lunes.

En mayo del año pasado, Perú presentó ante Estados Unidos una solicitud de extradición de Toledo, a quien la justicia acusa de haber recibido un soborno de 20 millones de dólares de la firma brasileña Odebrecht.

Sin embargo, esta detención no se vincula a un eventual proceso de extradición. “Cuando estaba bajo custodia, recibimos un mensaje de Interpol sobre los posibles cargos en Perú contra Toledo Manrique”, dijo Blankswade. “Luego de discutirlo con funcionarios peruanos y la Interpol, determinamos que la existencia de cargos en Perú no autoriza el arresto del sujeto en Estados Unidos”, explicó.

La cancillería peruana dijo en un comunicado que, en efecto, la detención de Toledo “no guarda relación alguna con el proceso de extradición en curso”.

En declaraciones a la radio peruana RPP desde su residencia en Palo Alto, el expresidente (2001-2006) evitó dar detalles de los incidentes. “Estoy en mi casa, estoy escribiendo mi libro”, dijo. Su esposa Eliane Karp añadió que su marido “está bien, está trabajando en su oficina, no pasa nada”, según cita la edición electrónica del diario peruano El Comercio.

A la agencia Efe, Toledo le dijo ser víctima de “un complot” organizado desde Perú. “Yo estoy aquí trabajando en mi oficina. No quiero alimentar lo que han hecho en el Perú”, indicó Toledo a Efe en una llamada telefónica, en la que no desmintió haber sido detenido tal y como informó la Cancillería peruana.

El exmandatario se mostró irritado por la información publicada y evitó ofrecer su versión de los hechos más allá del supuesto complot.

El expresidente es acusado de haber recibido dinero de Odebrecht para que la constructora ganara la licitación de la carretera interoceánica, que une puertos brasileños del Atlántico con puertos peruanos del Pacífico, cruzando la Amazonía.

Toledo, quien niega las acusaciones, inauguró la ruta en 2006 junto a su homólogo brasileño Luiz Inacio Lula da Silva, condenado y encarcelado desde abril por cargos de corrupción en su país.

Le puede interesar: Renunció el subdirector del Departamento de Planeación Nacional

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *