Consejo no aprobó presupuesto de Bogotá para 2020

El Concejo de Bogotá no aprobó el presupuesto para 2020 para la ciudad que presentó el alcalde Enrique Peñalosa por $21 billones, es decir $4 billones menos de lo que se aprobó para este año. La mayor inversión del presupuesto seguirá siendo en movilidad y educación.

Los concejales, integrantes de la Comisión Hacienda, aprobaron por votación unánime, la ponencia negativa unificada sobre el Proyecto de Acuerdo sobre el presupuesto para el año 2020, presentada por los concejales ponentes Jorge Durán Silva (Liberal), Hollman Morris (Progresista) y Álvaro Argote (Polo Democrático).

Según explican en un comunicado, entre los motivos que llevaron a los concejales a votar por una ponencia negativa están: el riesgos financiero que corre el Distrito, el presupuesto responde a un Plan de Desarrollo que no beneficia a la ciudad y que el Distrito a través de valorización y cupos de endeudamientos dejará a la ciudad endeudada hasta el 2050.

Además, los concejales Yefer Vega, Emel Rojas, María Fernanda Rojas, Gloria Díaz y Armando Gutiérrez, respaldaron la ponencia negativa, ya que manifestaron su preocupación por la falta de ejecución presupuestal de algunas entidades distritales y los Fondos de Desarrollo Local, que obstaculizaron el avance de proyectos de inversión importantes para la ciudad, como la construcción del Bronx Distrito Creativo.

Así las cosas, el alcalde Enrique Peñalosa expediría el presupuesto por decreto, pues la ciudad no se puede quedar sin ese dinero.

Cabe recordar que la ciudad obtiene sus recursos de tres fuentes. La principal son los ingresos corrientes, que corresponden a impuestos que pagan los ciudadanos como el predial, el vehicular, el de industria y comercio y la sobretasa a la gasolina. En este punto, el Distrito espera recaudar $11 billones; es decir el 60 % del presupuesto.

Le siguen las transferencias de la nación, que para el otro año serán de $4,4 billones (19 % del presupuesto) y que llegan, en su mayoría, para proyectos en educación y salud, como el régimen subsidiado, el Programa de Alimentación Escolar y la nivelación salarial de los docentes.

Finalmente están los recursos de capital, que se obtienen de los rendimientos por operaciones financieras y recursos que el año anterior no se invirtieron. El próximo año se reducirán a la mitad, en comparación a los que se ejecutaron este año, cuando se incluyeron los dineros producto de la venta del 10,2 % de las acciones del Distrito en el Grupo de Energía de Bogotá (GEB). En 2020 estos ingresos serán para infraestructura del SITP, la primera línea del metro, construir los hospitales de Usme y Santa Clara, y descontaminar el río Bogotá.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *