Comentarios racistas e intolerancia se vivió ayer en El Campín

Una vez finalizó el compromiso entre Millonarios y Santa Fe, que terminó emptado 1-1, Luis Manuel Seijas salió molesto del gramado del estadio El Campín. “Nos están gritando cosas racistas, xenófobas”, le afirmó a algunos periodistas. El venezolano siguió de largo y no dijo más. La duda creció hasta que el arquero Miguel Solís denunció lo sucedido. 

“Estaban gritando cosas feas como simio, mico”, afirmó el guardameta con tono molesto y el ceño fruncido. “Creo que aquí en Colombia eso no puede suceder. No sé qué educación recibieron, pero nunca lo había escuchado en un estadio de acá. Fue la tribuna”, añadió.

A pesar del mal comportamiento de los aficionados de Millonarios y de los gritos racistas que le lanzaron al arquero de Santa Fe, los jugadores del conjunto albiazul tuvieron un buen comportamiento. “Los jugadores de Millonarios fueron muy respetuosos y ninguno se metió con nosotros”, destacó Solís.

Un idilio de muchos fanáticos al fútbol es volver a ver vestido un estadio con los colores de los seguidores locales y visitantes. El fútbol es integración, pasión… pero también es efervecencia, lo que saca lo peor de las personas y la principal razón por la que dos hinchadas ya no comparten el mismo escenario. Se pierde el respeto y el afecto simplemente por vestir colores diferentes a los de su equipo amado.

Eso quedó registrado el jueves después del compromiso entre Millonarios y Santa Fe. Los hinchas azules, molestos por empatar frente a un rival que esta temporada se ha mostrado inferior no se aguantaron que una fanática del equipo rojo estuviera en la tribuna despidiendo a su equipo. “Se murieron para siempre, no existen”, les gritó un señor vestido de azul, quien les recordó la final de 2017, en la que el cuadro embajador se coronó campeón al vencer al cardenal.

Entre la multitud, como se ve en el video publicado en redes sociales, salió otro improperio: “no existen, pendeja”. Y así se fueron uniendo gritos, “sáquenla”, que fue el que más se repitió. Pero el más fuerte de todos llegó al final del video. “hija de p.. te vas”, le lanzó un seguidor de Millonarios.

Por fortuna, la situación no pasó a mayores y las personas que estaban despidiendo a Santa Fe simplemente se enfocaron en eso y no en responder los improperios de los fanáticos azules, lo que hubiera podido ser peor. Una camiseta de otro color, en Colombia como a lo largo y ancho de Surámerica, se convirtió en la chispa que puede terminar en una catastrofe por la falta de empatía y de respeto que existe entre los fanáticos.

Le puede interesar: Millonarios y Santa Fe empataron en el clásico Capitalino

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *