Colombia cierra red de lavado de dinero chino vinculada al cártel de Sinaloa

 

Las autoridades colombianas han rastreado una elaborada red de lavado de dinero que involucra a ciudadanos chinos y al cártel mexicano de Sinaloa, informó el periódico El Tiempo.

 

Una operación de dos años resultó en la captura de mercancías por valor de casi $ 88 millones sin documentación de respaldo la semana pasada en el barrio de San Victorini de la capital, Bogotá.

 

Se informa que la incautación es un gran golpe contra los negocios ilegales y afecta a 20 compañías, 17 de las cuales estaban a nombre de ciudadanos chinos, lo que pone de manifiesto una práctica sospechosa de los grandes cárteles de la droga de blanquear dinero a través del Lejano Oriente.

 

¿Como funciona?

 

Según los informes, estas elaboradas redes de lavado tienen socios colombianos establecidos en las principales ciudades chinas, como Bejing y Guangzhou, durante más de una década, a quienes se les encarga la tarea de llenar los contenedores con mercancías para la exportación.

 

Después de unos 40 días de viaje por mar, los contenedores se declaran en Colombia por menos de 50 veces su valor antes de inundar las calles del país andino.

 

Un envío colombiano de cocaína por valor de $ 5 millones de dólares puede comprar mercancías como textiles y calzado del mismo valor en China, menos los costos de transporte. La mercancía puede ser posteriormente alterada para distorsionar su origen, evitando impuestos de entrada.

 

Por ejemplo, las modificaciones pueden hacer que los contenedores de mercancías parezcan provenir del puerto de Los Ángeles para beneficiarse de un acuerdo de libre comercio con los Estados Unidos.

 

Según El Tiempo, el coronel William Valero, director de la Policía Fiscal y Aduanera, confirmó que el ICE ha estado investigando a varias empresas exportadoras radicadas en Los Ángeles que se sospecha que están facilitando a los jefes del cártel de Sinaloa para pagar sus transacciones de cocaína.

 

Cuando la mercancía llega a Colombia, se vende muy por debajo del valor de mercado con el único propósito de legalizar el dinero con los fondos destinados a los proveedores de drogas para comprar más cargamentos de cocaína.

 

Por ejemplo, 14 millones de pares de zapatos cuyo valor no excedía de $ 2 en papel ingresan a Colombia anualmente con los mismos pares que se venden en los puestos del mercado en la capital de la nación por más de $ 33.

 

Las autoridades colombianas han logrado desmantelar 34 pandillas en los últimos años que estaban lavando dinero utilizando contrabando chino, según cifras de la DIAN y la oficina del Fiscal General.

 

Esta última investigación ha descubierto que los sindicatos del crimen organizado están colocando deliberadamente a ciudadanos chinos en Colombia para que aparezcan como legítimos propietarios de negocios.

 

Desde el año pasado, se ha informado que más de 40 presentan inconsistencias en sus documentos y se sospecha que están involucrados en operaciones falsificadas.

 

China: una tendencia creciente

 

Si bien el descubrimiento de la semana pasada representa un paso significativo en la batalla contra el lavado de dinero por parte del crimen organizado en Colombia, la tendencia no es nueva.

 

En marzo de este año, una redada de la Policía Fiscal y Aduanera, la unidad de investigaciones penales SIJIN y la agencia tributaria colombiana (DIAN) encontraron artículos como medicinas, telas, indumentaria, calzado y juguetes sin la debida documentación en 500 locales comerciales y 100 mercaderías en el área de San Victorino de la capital, informó El Espectador.

 

Los artículos debían sus orígenes a China, Ecuador y Venezuela, según el coronel William Valero, director de la Policía de Procesamiento de Aduanas.

 

Según una acusación del Departamento de Justicia de Estados Unidos revelada en septiembre de este año, tres colombianos con sede en Guangzhou, China, lideraron una red mundial de lavado de dinero que movió más de $ 5 mil millones para los cárteles de la droga españoles y mexicanos, informó Fox News.

 

La red supuestamente abarcaba los Estados Unidos, Colombia, España, Ecuador y Venezuela.

 

En este caso procesaron ganancias ilegales a través de cuentas bancarias en Hong Kong y China y limpiaron el dinero comprando mercadería, a menudo falsificada, que enviaron y vendieron en Colombia y otros lugares, según la acusación.

 

Tal lavado de dinero basado en el comercio es una preocupación creciente para las autoridades colombianas y estadounidenses, con China convirtiéndose en un centro clave para el lavado de dinero mal adquirido, una realidad que fue explicada por el ex agente encubierto Robert Mazur, quien se infiltró en la Medellin de Pablo Escobar. Cartel en la década de 1980 a The Edge Malaysia Weekly.

 

“Si yo estuviera [trabajando de manera encubierta haciéndome pasar por] un lavador de dinero otra vez hoy, trabajando con los cárteles de la droga, estaría llevando mi negocio a China”. Hay varias razones. Una es que hay grandes zonas de libre comercio en China, que son una meca para el lavado de fondos ilícitos porque a menudo se ocupan de dinero en efectivo “, dijo Mazur.

 

“Otra razón por la que creo que los traficantes están interesados ​​en China es porque los productos que compran allí son falsificados. Luego inundan el mercado latinoamericano con estos productos falsificados y los venden por mucho más de lo que realmente valen “, agregó.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *