Chile superó a Japón en el debut de Reinaldo Rueda en la Copa América

Este lunes, en el estadio Morumbí de Sao Paulo, Chile demostró que lo único que quiere, más allá de ganar y de quedarse en la banalidad del resultado, es recuperar el estilo y la identidad. Y Japón fue el rival perfecto para dar el primer paso. El colombiano Reinaldo Rueda no tuvo vacilaciones y así como tomó riesgos, así fue el resultado a su favor: 4-0 en el debut de la Copa América, goleada y alegría para una selección que de a poco se recupera del golpe de quedar fuera del Mundial de Rusia.

Pero los nipones no fueron un rival fácil, pues se encerraron y, siempre ordenados, corrieron en bloque para no dejar espacios. De hecho, el primer gol del partido llegó de un tiro de esquina, por el juego aéreo, la debilidad de los países asiáticos. Y no es que los chilenos sean muy altos, solo que saltan mejor.

Erick Pulgar puso el 1-0 antes del cierre de los 45 minutos iniciales y Eduardo Vargas anotó tras asistencia de Mauricio Isla en el 54’. El remate tocó a un rival y se metió en el arco del portero Keisuke Osako.

El encuentro, que ya parecía liquidado, tomó otro rumbo y lo sucedido con Paraguay y Catar (los suramericanos ganaban 2-0 y el partido terminó 2-2) vino a la mente de muchos, y por eso Rueda gritó desde la línea porque vio a sus dirigidos apacibles, conformes con el resultado.

Y los Japoneses empezaron a atacar por las bandas, cambiaron de frente y aprovecharon la velocidad para hacer daño. No fue una, ni dos, fueron tres las opciones claras de los nipones frente al arco de Gabriel Arias. Para la fortuna de Rueda, los rivales no definieron bien, se equivocaron en las narices de su portero.

El cansancio se hizo más fuerte en los chilenos, que ya no se movieron como en la primera parte y que entregaron el dominio del balón. Pero por más que se tenga la pelota si no hay efectividad no sirve de nada. Por eso quedará en el registro que Japón fue más, pero a la vez menos, pues no anotó.

Sin embargo, en el complemento, con los japoneses jugados y descuidados, Alexis Sánchez puso el 3-0 de cabeza y Vargas marcó el segundo de la noche para el 4-0 final. Y Chile pasó de la preocupación a un marcador abultado.

Debut perfecto para Rueda y los suyos que podrán corregir los errores con la tranquilidad de la victoria certera y con la mente puesta en el Ecuador de Hernando El bolillo Gómez.

Le puede interesar: Menor de 14 años fue detenido por publicar videos sexuales con su exnovia de 13

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *