Argentina rescató un empate 2-2 ante Alemania

Para la fecha Fifa de octubre, la selección argentina, dirigida por Lionel Scaloni, enfrentó al combinado alemán en un intenso partido disputado en el Signal Iduna Park de la ciudad de Dortmund. Con goles de Serge Gnabry (15’) y Kai Havertz (22’) para la selección teutona y Lucas Alario (66’) y Lucas Ocampos (85’) para la albiceleste.

Tras un inicio en el que Alemania se adueñó de la pelota y buscó el arco argentino, el conjunto gaucho fue equilibrando el juego. Pese a las numerosas bajas con las que se presentaba el equipo local al duelo en Dortmund, no renunció a su ADN y supo castigar los errores del rival.

Después de que Julian Brandt probase a Agustín Marchesín con un disparo desde fuera del área, que el arquero del Oporto rechazó, Gnabry abrió el marcador. El joven delantero del Bayern de Múnich se deshizo con un control orientado de tres defensas y superó la salida de Marchesín con un toque sutil con el exterior de su pierna derecha para enviar la pelota a la red (16).

Tras otra pérdida de pelota argentina, el autor del primer gol centró desde la derecha para que el joven Havertz anotase el segundo gol.

La entrada en cancha de Marcos Acuña y Lucas Ocampos (por Marcos Rojo y Joaquín Correa) ofreció a Argentina una pequeña tregua tras el descanso, pero, pasados diez minutos, la caballería germana volvió a la carga y el arquero visitante le ganó un mano a mano a Emre Can que pudo haber sido el 3-0 tras otra contra letal.

Lucas Alario entró también por un desacertado Paulo Dybala y a los cuatro minutos de pisar la cancha cabeceó a la red un centro de Leandro Paredes para recortar diferencias. El gol animó a los argentinos, que dieron su mejor versión en esos minutos y Paredes lo intentó de lejos, provocando una buena intervención del arquero Marc-Andr Ter Stegen.

El tramo final del partido fue el más equilibrado, con la Albiceleste yendo claramente de menos a más. Alario tuvo en sus botas el empate en dos aproximaciones rechazadas por los defensas, pero a la tercera llegó el premio: el jugador del Bayer Leverkusen Leverkusen se marchó de sus marcadores y cedió a Ocampos para que el del Sevilla superase a Ter Stegen.

El combinado sudamericano olió sangre, se creyó con posibilidades de llevarse la victoria del Signal Iduna Park, y presionó hasta el final al equipo germano, pero el marcador ya no se movió.

Le puede interesar: Duro golpe a Los Rastrojos dejó tres muertos y ocho capturados en Norte de Santander

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *